¿Qué es la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus (llamada diabetes de ahora en adelante) ocurre cuando el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre se vuelve más alto de lo normal. Hay dos tipos principales de diabetes. Estos se llaman diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2, aunque existen otros tipos de diabetes que enunciaremos más abajo.

Ambos tipos de diabetes pueden causar complicaciones graves, pero son mucho menos comunes y menos graves, con un buen tratamiento y un control regular.

Además del tratamiento el tener una mejor y amplia comprensión de esta enfermedad será tan importante como el tratamiento mismo, ya que serás capaz de manejar mejor la enfermedad.

Diabetes tipo 1

Este tipo generalmente se desarrolla muy rápidamente, durante días o semanas, ya que el páncreas deja de producir insulina. La diabetes tipo 1 por lo general se presenta por primera vez en la infancia.

Diabetes tipo 2

Esto es más común en las personas que tienen sobrepeso u obesidad. Con la diabetes tipo 2, la enfermedad y los síntomas tienden a desarrollarse gradualmente (durante semanas o meses).

Esto se debe a que las personas con diabetes tipo 2 todavía producen insulina (a diferencia de la diabetes tipo 1). Sin embargo, las personas con diabetes tipo 2 no producen suficiente insulina para las necesidades del cuerpo, o el cuerpo no es capaz de usar la insulina adecuadamente.

La diabetes tipo 2 generalmente comienza en adultos de mediana edad o adultos mayores, pero cada vez se observa más en niños y adultos jóvenes.

Diabetes gestacional

Además de la diabetes tipo 1 y tipo 2, existen otros tipos de diabetes. Las mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes antes, pero que tienen altos niveles de glucosa en la sangre durante el embarazo, se dice que tienen diabetes gestacional. La diabetes gestacional afecta al 4% de todas las mujeres embarazadas.

Otros tipos de diabetes

También hay una serie de formas menos comunes de la diabetes, incluyendo:

  • Diabetes secundaria: la diabetes puede ser causada por otras enfermedades. Los ejemplos incluyen enfermedades que afectan al páncreas, tales como fibrosis quística y pancreatitis crónica. La diabetes también puede ser causada por otras enfermedades hormonales (endocrinas) como el síndrome de Cushing y la acromegalia.
  • Diabetes autoinmune latente de adultos (LADA): una forma de diabetes de tipo 1 de inicio lento que ocurre en adultos.
  • Diabetes juvenil (MODY): incluye varias formas de diabetes que son causadas por defectos genéticos de las células del páncreas que producen insulina.
  • Síndrome de Wolfram: otra causa genética de la diabetes, también se llama DIDMOAD, porque causa diabetes insipidus, diabetes mellitus, atrofia óptica y sordera.
  • Otras enfermedades genéticas que pueden causar diabetes son la ataxia de Friedreich y la hemocromatosis.

Entre las complicaciones de la diabetes que se pueden tener es que si los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) no están bien controlados, esto puede causar una falta de líquido en el cuerpo (deshidratación), cansancio y somnolencia.

Esto puede progresar a una enfermedad grave que puede poner en peligro la vida. Un nivel muy alto de glucosa en la sangre a veces se desarrolla si tienes otras enfermedades como cualquier infección. Las personas con diabetes que usan inyecciones de insulina pueden necesitar ajustar la dosis para mantener los niveles normales de glucosa en la sangre.

Entre las complicaciones a largo plazo se tienen: el “endurecimiento” de las arterias (ateroma), problemas oculares que pueden afectar la visión, daño renal, que a veces se convierte en insuficiencia renal, problemas en los pies, que dan origen al pie diabético, impotencia.

El tipo y la gravedad de las complicaciones a largo plazo varía de un caso a otro. La buena noticia es que si estás consciente de tu problema y te cuidas no deberías desarrollar ninguno de estas complicaciones.