Los Detonadores

Hace unos días, después  de salir de uno de los laboratorios D.F , me encontré con un amigo y su novia en un restaurante con quien me senté para tomar unos tragos y con quien me quede hasta las largas horas de la noche conversando hasta que su novia se paso de tragos y comenzó a hacer una enorme escena debido a que, según ella, mi amigo , es decir su novio , estaba coqueteando con una amiga que se sentó en la mesa con nosotros a las largas horas.

Debo decir que yo soy una persona sumamente imparcial que siempre intenta ver la realidad objetivamente sin utilizar emociones de promedio , algo que me ha ayudado a groso modo en muchas situaciones en mi vida que pudieron fácilmente haber terminado en completo desastre de no haber utilizado la razón.

Como muchas otras personas , he notado que mucha gente explota y destruye su vida en vano , incendiándose con cosas que fácilmente pueden mantenerse bajo control absoluto y evitar muchos contratiempos que hacen de la vida una experiencia inaguantable por lo que son varios los que terminan en desastre absoluto.

Todas estas situaciones de catástrofe tienen un patrón en común , esto siendo un elemento que les detona causando una explosión cuyos efectos muchas veces son irreversibles. Uno de estos detonadores son los celos.

Los celos son un fenómeno y una condición adversa de la cual miles de millones de personas a nivel mundial sufren y una que destruye a miles de millones de parejas quienes hubieran de otro modo tenido un gran futuro , sin embargo pocos quienes padecen de este cáncer emocional pueden verlo.

Los celos son una condición adversa y autodestructiva causada en enorme medida por la inseguridad de una persona por una parte y por una gran falta de comprensión sobre la realidad ergo sobre la vida en general una condición equivalente a cavar nuestra propia tumba para después caer ahí por nuestra propia voluntad.

Los celos , como toda condición universal , tiene sus propios detonadores o acciones que causan reacciones, produciendo efectos de fricción que en si pulen las emociones de una persona, mostrando sus verdaderos colores y el reflejo de sus orígenes engendrados en las raíces de un cierto pasado arquitecto de un presente problemático.

Uno de estos detonadores , sin duda el más grande y peligroso de todos ellos ,  es el coqueteo o la apariencia de este.

Algo que muchas personas no comprenden bien es que el coqueteo de cualquier categoría es un elemento natural de la maquina bioquímica de los seres humanos respondiendo a estimulantes instalados en nuestra genética.

El coquetear , muchas de las veces no significa un mensaje de seducción directo sino que es una extraña manera de decir “ Si no tuviera un compromiso lo pensaría “ algo natural para todos los seres humanos quienes cuentan con un sistema reproductivo activo.

Por su puesto que uno debe de mantener esto bajo control para evitar lastimar a personas y para evitar también la malinterpretación de nuestras acciones.