La pluralidad, un punto para atraer audiencias interesadas a un evento

Si estás ante la tarea de organizar un evento, seguramente estarás con el reto de saber cómo organizar un evento que llene las expectativas de la audiencia y sea todo un éxito.

Es importante anotar que cada evento tiene su propia “personalidad” para organizarlo, esto es, una conferencia, un curso, un seminario, un taller o un foro tienen diferentes ángulos de organización con respecto a un evento deportivo, artístico o cultural.

El primer reto es saber cómo atraer a una audiencia interesada en el evento que estamos organizando y aquí te comparto una experiencia para que la consideres y la adaptes a tu propio caso.

En la universidad donde trabajaba planeamos un evento al rededor de la comida, concretamente sobre las decisiones que toman para elegir tal o cual platillo.

Desde este punto parte la organización: ¿qué título darle a un evento? ¿cómo hacerlo atractivo? ¿qué giro darle? ¿qué panelistas invitar? ¿el tipo de audiencia y cómo llegar a ella? Estas son algunas de las preguntas que tuvimos que contestar.

Decidimos hacer un panel de discusión sobre lo que impulsa a la gente a tomar decisiones sobre lo que comen. En el panel invitamos a un nutricionista, un rabino quién sigue la tradición kosher, un vegetariano y un ecologista.

Las 4 personas tenían diferentes perspectivas, lo que influyó en las opciones de alimentos que tomaron.

Esta conformación ofreció un ambiente para que cada panelista pudiera explicar sobre lo qué influyó en sus elecciones, qué conceptos erróneos suelen tener las personas sobre su estilo de vida, cómo empezar o incorporar la dieta que eligieron. La idea era que se abriera una sesión de preguntas y discusión por parte de la audiencia.

Una vez conformado el panel, llegó el momento de plantearnos: ¿a quién le importa este tema?

La diversidad ante un mismo punto focal (qué comes) llega abrir varias puertas debido también a la diversidad de nuestros panelistas.

Esto nos ayudó a ver varios grupo interesantes, veamos.

Visitamos a las diversas facultades que tocaran los temas sobre Ciencias Nutricionales y Dietéticas y les pedimos que enviaran la invitación a su lista de estudiantes.

Un foro como este les ayudaría a sus estudiantes a entender mejor lo que influye en las opciones nutricionales de sus futuros pacientes para que puedan relacionarse mejor y adaptar los planes dietéticos para acomodar las decisiones de estilo de vida.

Por otro lado, contactamos los clubes judíos y los grupos de la comunidad diciendo que ésta era una oportunidad para que se involucren activamente con la comunidad con respecto a comer kosher.

Esto ayudaría a demostrar la demanda de opciones kosher en la administración de la universidad y restaurantes cercanos.

Otro grupo importante era contactar a los grupos locales de vegetarianos y veganos y les mencionamos que este foro sería una buena oportunidad para compartir sus experiencias con una dieta basada en plantas.

Este evento les podría dar oportunidad de interactuar con personas que estarían interesadas en comer menos productos de origen animal, pero pueden no estar seguros de cómo empezar, además de que era un perfecto escenario para hablar sobre los estereotipos asociados con dichos grupos.

Los grupos de defensa del medio ambiente también era un público clave ya que abría la puerta para discutir el impacto ambiental de los alimentos como el aceite de palma, los aguacates y el consumo de frutas frescas durante todo el año, entre otras cosas, factores que muchas personas no consideran en sus opciones de alimentos.

Hasta aquí todo estaba congruente con el grupo de panelista-audiencia, sin embargo, hay que ir más allá de lo obvio por lo que también contactamos a los departamentos y grupos de filosofía, sociología y ética y les ofrecímos la oportunidad de observar el debate.

Estos grupos tendrían la oportunidad de observar los diferentes tipos de teorías lógicas y éticas que las personas aplican a su proceso de toma de decisiones cuando se trata de alimentos.

Como ves, la audiencia fue plural y se mostró muy interesada. En general el foro se enriqueció mucho de los diversos puntos de vista por lo que en sí fue todo un éxito ya que tocamos puertas que nos dejaron buenos contactos, conocimos y tuvimos personas y una audiencia interesada y altamente participativa.

La conclusión a esto fue que ante un poco de esfuerzo y un alcance bien investigado y orientado, el evento se llenó hasta el borde con audiencias interesadas y comprometidas.

Espero que este ejemplo te sea útil y te brinde ideas para organizar el tuyo.¡Buena suerte!