Constancia en la Fatiga

La vida para la mayoría de las personas es un tiempo y espacio donde se encontrara una buena dosis de pruebas y bendiciones donde cada prueba trae consigo una bendición y donde cada bendición trae consigo una prueba equitativa , siguiendo en tiempo y forma la ley de la polaridad.

En este espacio de prueba y bendición es crucial el modo en el cual enfrentemos o recibamos las dificultades que la vida , tras sus propias conclusiones , pone en nuestro frente , ya que de esta actitud se determinara la calidad de nuestra vida en los momentos mas turbulentos , además que será de esto lo que dependerá si es que salimos adelante o nos hundimos en un pantano.

Una de las pruebas mas constantes es el aguante en la fatiga y el avance con la falta de descanso , sea esto en planos físicos o emocionales.  La razón por la cual   esta prueba es tan constante , se debe a que la fatiga es el resultado de casi todos los males que nos acontecen o de la conglomeración de ellos. El problema con la fatiga es que este estado de desgaste es uno que por lo general viene en un momento donde nos es imposible parar nuestra vida para buscar unos días de reposo y paz. No, la fatiga viene cuando peor están las cosas y cuando mas se debe de batallar en contra de la adversidad general y contra la adversidad misma o interna.

Cuando esto sucede , el ser humano como cualquier otra especie , tiene dos opciones: actuar o ser sepultado.

Cuando la fatiga es física , uno debe de evaluar la situación y ver si verdaderamente la fatiga es tan solo de la naturaleza ya mencionada o si va mas profundo. Si es que esta es meramente física , entonces se debe de organizar nuestras pocas fuerzas de manera sabia y ordenada , empleándolas en puntos donde cada una sea suficiente para completar su minúscula tarea como es en una caminata el dar un paso mas para estar milimétricamente en constancia para con la meta.

Si es que la fatiga es mental , entonces la situación es mas compleja ya que la mente domina al cuerpo y la mente es la que reina sobre todas las circunstancias haciendo nos volar muy alto o caer muy profundo en una tumba cavada por nuestras propias manos. Por esta razón es  vital el poder administrar nuestra energía mental de manera precisa y no degustarla donde no debe de ser empleada.  En una situación donde nuestra energía mental esta drenada y se necesita emplear para con situaciones titánicas , lo mejor es el construir un refugio en nuestro interior donde podamos entrar en momentos de crisis para regenerarnos y salir con mucho mas fuerzas , como bien lo hace el ave fénix. Sin embargo , para hacer esto , es necesario contar con un buen refugio dentro de nuestro espíritu para reabastecernos y continuar.

Estos principios los aprendí en los primeros años que trabaje en el negocio de la fabricación de estructuras metálicas cuando la demanda repentinamente supero nuestras capacidades de producción y donde se tuvo que reinventar todo el cuerpo de operación en un momento donde no había momento alguno para descansar.