Casi pierdo clientes por hacer de mi casa mi oficina

Tener tu propia empresa requiere hacer inversiones, pero cuando inicié la mía no tenía el suficiente capital para tener mis propias oficinas, había cotizado la renta de algunas pero todas sobrepasaban mis ahorros, así que decidí establecerme en mi departamento y utilizar la sala o el comedor como mi oficina. Ahí hacía y recibía llamadas de mis clientes, me ponía en contacto con algunos prospectos, entre otras cosas relacionadas con el servicio que prestaba. Sin embargo, había ocasiones en las que tenía que salir a reunirme con gente importante y lo hacía con el miedo de dejar la casa sola y que alguien llamara para preguntar lo que ofrecía.

En una ocasión, debía salir a una junta de negocios y en cuanto estaba a punto de cruzar la puerta, el teléfono sonó, así que corrí a contestarlo. Era un empresario que estaba interesado en adquirir mi producto, pero necesitaba mayores especificaciones para tomar una decisión. La charla se alargó más de lo debido y mi reunión se me estaba olvidando. Cuando colgué sonó una alerta en mi celular, avisándome que la junta comenzaría en 10 minutos. ¡10 MINUTOS! Debía llegar en ese lapso de tiempo, pero tenía que recorrer una distancia que en taxi y sin tráfico hago 25 minutos. Así que las matemáticas no fallan y no alcancé a llegar a la junta. La secretaria me dijo que me esperaron por cinco minutos y como no llegué, los socios decidieron irse. La oportunidad de ingresar una cantidad fuerte a mi compañía parecía haberse esfumado para siempre.

Cabizbajo regresé a mi casa, pensando en lo que dejé ir por no tener un lugar propio donde trabajar, o por lo menos una secretaria. Le escribí a una amiga para contarle mis penas y me recomendó que viera la posibilidad de una oficina virtual. No sabía qué era eso, así que en cuanto llegué a casa lo busqué y me di cuenta que es un lugar que rentas para que sea tu espacio laboral y te incluye varios servicios, entre ellos el de una asistente. Así que busqué en Google ‘oficinas virtuales DF’ y encontré una en Polanco, la cual se ajustaba a mi presupuesto. Aunque no estaba en una de las zonas exclusivas, estaba bien ubicada, pues me quedaban cerca mis clientes y de algunos prospectos.

Al ya tener mi lugar, el cual incluye mi oficina, una sala de espera, la recepción y una sala de juntas decidí volver a agendar la junta a la cual no pude llegar. Los socios aceptaron y al entrar a mi oficina virtual pude ver en sus rostros más tranquilidad, pues di la impresión de formalidad y de algo más establecido. Logré recuperar el negocio y entró una fuerte cantidad de dinero a mi compañía, la cual ha ido creciendo en personal y en área, pues nos mudamos a una oficina virtual más grande y, ahora sí, en una zona más exclusiva, para que le dé renombre y personalidad.

Te recomiendo que investigues sobre las empresas que ofrecen la renta de algunas oficinas virtuales para que ahorres, es de gran ayuda si eres un nuevo emprendedor.

3 Consejos para iniciar un buen día de trabajo

El mantenerse productivo a lo largo de la jornada laboral es a menudo una lucha que las personas experimentan a diario, especialmente cuando se espera que trabajen un número determinado de horas.

Algunas veces, un día en el que trabajó 3 o 4 horas puede ser más productivo que intentar trabajar entre 8 y 10 horas. Cuando perdemos la capacidad de centrarnos en nuestro trabajo, ya no somos un activo valioso para nuestra empresa y corremos el riesgo de convertirnos en un empleado prescindible.

La falta de concentración es una de las mayores fuentes de disminución de la productividad.

Esto se experimenta a menudo cuando surgen distracciones inesperadas, como llamadas telefónicas, reuniones obligatorias, tareas adicionales delegadas por un superior, entre otros posibles matices.

Si a esto le sumamos que llegamos a sentarnos en una silla nada cómoda o llegamos a una sala de reuniones donde te ubican en sillas plegables durante la sesión, esto puede sencillamente generarte tensión en la espalda.

Estas distracciones conducen a ejercer una energía adicional, lo que lleva a la fatiga y la dificultad de concentración en los proyectos importantes que deben completarse.

También hace que sea difícil retomar el lugar en el que originalmente te habías quedado y puedes interrumpir una gran cantidad de concentración.

Si te encuentras con la incapacidad de concentrarte o tienes dificultades para mantenerte energizado durante la jornada laboral, quizás sea el momento de considerar estos 3 consejos para mantener tu energía y ser más productivo durante la jornada laboral.

  1. Hacer una elección de alimentos saludables. La comida que ponemos en nuestros cuerpos tiene un gran impacto en nuestra ética de trabajo y puede ayudar a mantener nuestros niveles de energía durante todo el día.

¡Con la falta de tiempo en nuestros agitados horarios de trabajo, a veces puede ser difícil recordar el simple hecho de que tenemos que comer!

Se recomienda comer un desayuno equilibrado antes de salir de tu casa para iniciar con energía un día de trabajo, por lo que es importante hacer un esfuerzo extra para despertar un poco antes para estar seguros de que desayunaremos antes de irnos a trabajar.

También es esencial que si sientes hambre durante tu jornada laboral, satisface ese antojo con bocadillos saludables como almendras, plátanos, yogur griego, etc. Si te sientes hambriento esto te distrae y pierdes la concentración.

  1. Obtener una buena noche de descanso. La mayoría de nosotros necesita descansar largo y profundo. Según los estudios, un adulto debe descansar cerca de 8 horas para funcionar correctamente al día siguiente. Este número de horas dependerá de la persona, claro está.

Si trabajas un día laboral normal de ocho horas, asegúrate de dejar tiempo para dormir al menos 8 horas cada noche. Programa tus actividades después del trabajo según corresponda para acomodar tu horario de sueño.

La falta de sueño no solo afecta negativamente tu salud general, sino que también puede afectar tu claridad de pensamiento y nublar tu juicio.

  1. Hacer una actividad física diaria. El ejercicio diario ayuda a mantener bajo el nivel de estrés y te ayuda a relajarte después de un largo día de trabajo. Simplemente caminar durante 30 minutos de tres a cuatro veces por semana puede mejorar tu capacidad intelectual.

El ejercicio también promueve el crecimiento de nuevas células en el centro de aprendizaje de tu cerebro.

El nuevo crecimiento celular te permite tener la capacidad de aprender más rápido y retener más información.

Si no puedes encontrar tiempo con tu horario de trabajo ajetreado para hacer ejercicio, considera utilizar tu almuerzo como una oportunidad para correr rápido o caminar.

Cuando regreses al trabajo, te sentirá más fresco y listo para asumir el resto de los desafíos que traerá el día.

Constancia en la Fatiga

La vida para la mayoría de las personas es un tiempo y espacio donde se encontrara una buena dosis de pruebas y bendiciones donde cada prueba trae consigo una bendición y donde cada bendición trae consigo una prueba equitativa , siguiendo en tiempo y forma la ley de la polaridad.

En este espacio de prueba y bendición es crucial el modo en el cual enfrentemos o recibamos las dificultades que la vida , tras sus propias conclusiones , pone en nuestro frente , ya que de esta actitud se determinara la calidad de nuestra vida en los momentos mas turbulentos , además que será de esto lo que dependerá si es que salimos adelante o nos hundimos en un pantano.

Una de las pruebas mas constantes es el aguante en la fatiga y el avance con la falta de descanso , sea esto en planos físicos o emocionales.  La razón por la cual   esta prueba es tan constante , se debe a que la fatiga es el resultado de casi todos los males que nos acontecen o de la conglomeración de ellos. El problema con la fatiga es que este estado de desgaste es uno que por lo general viene en un momento donde nos es imposible parar nuestra vida para buscar unos días de reposo y paz. No, la fatiga viene cuando peor están las cosas y cuando mas se debe de batallar en contra de la adversidad general y contra la adversidad misma o interna.

Cuando esto sucede , el ser humano como cualquier otra especie , tiene dos opciones: actuar o ser sepultado.

Cuando la fatiga es física , uno debe de evaluar la situación y ver si verdaderamente la fatiga es tan solo de la naturaleza ya mencionada o si va mas profundo. Si es que esta es meramente física , entonces se debe de organizar nuestras pocas fuerzas de manera sabia y ordenada , empleándolas en puntos donde cada una sea suficiente para completar su minúscula tarea como es en una caminata el dar un paso mas para estar milimétricamente en constancia para con la meta.

Si es que la fatiga es mental , entonces la situación es mas compleja ya que la mente domina al cuerpo y la mente es la que reina sobre todas las circunstancias haciendo nos volar muy alto o caer muy profundo en una tumba cavada por nuestras propias manos. Por esta razón es  vital el poder administrar nuestra energía mental de manera precisa y no degustarla donde no debe de ser empleada.  En una situación donde nuestra energía mental esta drenada y se necesita emplear para con situaciones titánicas , lo mejor es el construir un refugio en nuestro interior donde podamos entrar en momentos de crisis para regenerarnos y salir con mucho mas fuerzas , como bien lo hace el ave fénix. Sin embargo , para hacer esto , es necesario contar con un buen refugio dentro de nuestro espíritu para reabastecernos y continuar.

Estos principios los aprendí en los primeros años que trabaje en el negocio de la fabricación de estructuras metálicas cuando la demanda repentinamente supero nuestras capacidades de producción y donde se tuvo que reinventar todo el cuerpo de operación en un momento donde no había momento alguno para descansar.

El mármol blanco y su cuidado

Uno de los mármoles más difíciles de encontrar pero que es muy bello una vez puesto son los mármoles blancos.

Ejemplo de estos son el mármol extraído del Colorado llamado Yule compuesto de calcita pura del 99.5% o también el mármol de Thassos que ofrece una estética lisa.

Ahora bien, existen otras piedras naturales que ofrecen este color blanco atemporal que se vive en este tipo de piedras.

Ejemplo de ello tenemos a la Delicatus que es un granito blanco.

El granito de la Patagonia es uno que te detendrá la vista por un largo rato. Esta piedra contiene minerales de tamaño iceberg que son geológicamente fascinantes.

En algunos casos, un solo cristal mineral puede tener varios pies de largo. Los cristales de porcelana blanca son de feldespato, mientras que los de color gris claro son de cuarzo.

Los minerales negros de forma rectangular son hornblenda. Estos son los mismos minerales que están en el granito normal.

Si quieres algo con un poco menos de drama, considera un pegmatito con cristales que son grandes, pero no enormes, como el Mystic Spring, Alaska White o Delicatus. Estas piedras son predominantemente blancas, pero tienen un cierto patrón y movimiento en ellas también.

Ya sea que te sientas atraído por una pegmatita con motivos fuertes o un mármol recatado, tienes muchas posibilidades para las piedras blancas.

Ahora bien, como toda piedra natural y más siendo blanca, hay que tener cuidado en su limpieza.

Los ácidos son el principal enemigo de los mármoles calcíticos. Por lo tanto evita los limpiadores que contienen vinagre o cítricos, así como polvos abrasivos y cremas, que pueden rayar piedras más suaves.

Los limpiadores caseros muy fuertes el limpiador del metal o los limpiadores del horno pueden causar un aguafuerte irreparable o cambios permanentes del color en piedra.

En estos casos se recomienda encontrar un limpiador con un nivel de pH de al menos 7 u 8, o comprar uno que se menciona específicamente que es para mármol o en su defecto para el granito.

El usar para la limpieza un trapeador de microfibra es ideal para mantener los pisos de mármol más que limpios.

Una fregona de microfibra retira la suciedad. Para una limpieza más profunda, saturar la fregona con agua. Para estos trabajo de limpieza no usar productos químicos con una pequeña cantidad de agua es suficiente y no mancha el mármol.

Si tienes pisos de mármol en la ducha y además el agua es dura, un ablandador de agua es necesario.

Los depósitos minerales se acumulan lentamente pero el pulido profesional logrará eliminarlos. Si no usas un ablandador de agua, al menos rocía las paredes después de su uso.

Para mantener un mayor control en la limpieza de unos pisos de mármol y en especial si es blanco, coloca una colchoneta fuera de tu puerta principal y otra alfombra dentro.

Este tipo de apoyos absorben la suciedad y la arena antes de llegar a tus pisos de mármol.

El cuidado del mármol es fácil si se siguen estas reglas simples y para una belleza única y elegante, no es necesario comprar nada excepcional.

De esta forma podrás disfrutar de tus pisos de mármol y continuarlos viendo tan blancos como el primer día.

Colchones suave vs firme: ¿Qué firmeza es mejor para ti?

Al igual que la gente, los colchones vienen en todas las formas y tamaños. Desde pequeño y suave a grande y firme, encontrar el colchón que es mejor para ti es una parte esencial de la salud de una persona así como el dormir mejor.

Uno de los componentes clave de encontrar el mejor colchón para tu descanso es averiguar si necesitas o no un colchón que sea suave o un colchón firme o algo en medio. La respuesta podría sorprenderte.

Un colchón firme o suave depende de su posición de dormir

La preferencia entre un colchón suave o firme está arraigada en la posición al dormir de una persona, y a su vez si ésta es la mejor posición para dormir que es buena para el cuerpo en general.

Si ya identificaste cuál es tu posición favorita puede no ser la mejor para tu sueño y tu salud.

El cuerpo humano es adaptable y se ajusta automáticamente para contrarrestar cualquier desalineación durante el sueño. Básicamente, la comodidad durante el sueño es una respuesta adaptativa, aunque el origen pueda ser la causa de otros dolores que se experimente durante el día.

Cuando nuestra columna está en su posición natural significa que el cuello, la parte media de la espalda y la espalda baja están en buena alineación.

Esto ayuda a que nuestros pulmones sean capaces de absorber más oxígeno, aumentando así la circulación y aliviando los dolores articulares y musculares.

La mala alineación durante el sueño impide que el cuerpo se relaje, esto causa que no sólo duermas menos, sino que te sientes mal cuando te despiertas a la mañana siguiente.

Dicho esto, ¿qué colchón es mejor? ¿Uno duro o uno blando? La respuesta podría sorprenderte: es diferente para todos.

La ciencia generalmente acepta lo siguiente como la mejor respuesta: cuando se trata de relajar tu cuerpo durante el sueño, es necesario que tus huesos tengan cierta resistencia.

Cuanto más duro sea el colchón, más forzados se verán los huesos al apoyar el cuerpo durante el sueño, en lugar de confiar en los músculos.

Esto permite que los músculos se relajen, mejorando la circulación. Esto también permite que la espalda baja no se hunda en el colchón y se colapse en el colchón.

Aunque un colchón duro puede parecer incómodo al principio, eventualmente el cuerpo se ajusta y el sueño mejora.

También hay aquellos que son “equipo suave” cuando se trata de preferencia de cama. Hay ciencia detrás del apoyo de un colchón suave en lugar de uno que es difícil de tolerar para algunos como los colchones duros y realmente se reduce a la preferencia personal.

Para algunas personas el dormir en un colchón duro es una pesadilla absoluta, algo que simplemente no pueden hacer y prefieren irse a acostar a los sillones minimalistas de sus esposas. Mientras que la ciencia apoya un colchón duro puede ser más frecuente, al final del día que todo el mundo sea capaz de encontrar el mejor colchón para sus necesidades.

Entonces ¿qué hacer al respecto? Lo mejor es visitar a los proveedores y sentir directamente la comodidad de un colchón.

Quizás notarás que tu cuerpo se sentirá muy bien en los colchones ortopédicos y entonces, ese es tu colchón ideal.

Como vemos, no hay fórmulas mágicas, solo escucha y siente lo que desea tu cuerpo y realiza la inversión necesaria ya que tu cuerpo, salud y descanso lo valen.